5 razones para ver una película de Woody Allen antes de morir

Confieso que soy fan acérrima de Woody Allen desde mi adolescencia y debo decir que no entendía absolutamente nada de lo que veía porque me faltaba mucha calle en la vida pero me divertía ver los problemas ridículos de los adultos y por qué no, admirar a este extraño y pequeño hombre con lentes que hablaba sin parar. Ahora a medida que fui creciendo y la vida me dio los golpes clásicos, lo amé aún más porque hay algo muy claro y es que la vida me engañó y soy adicta a la psicóloga, igual que él.

Esta es la historia de una chica citadina de América del Sur que pueda amar a un neoyorquino neurótico y hay tanto en común, aunque vivamos en hemisferios distintos.

También debo confesar que además de desear ser una chica Almodóvar, siempre amé en silencio ser la protagonista absolutamente neurótica de una de sus películas …creo que así tal cual soy y sin actuar podría encajar en unas de su películas…you know what they say…la realidad supera ampliamente la ficción.

Por eso, este es mi pequeño tributo a unos de los directores más prolíficos de los últimos tiempos, mi amado Woody Allen el cual siempre me hace sentir en casa como un amante eterno.

Woody Allen Pochocleando

Primera razón…amá la neurosis, los psicólogos y todos los miedos juntos que te agarran de grande o no…

Dentro de todo su universo, el psicoanálisis siempre está presente de alguna manera, puede ser tanto en escenas con psicólogos como en diálogos entre los actores que te hacen ver perfectamente los problemas con los que lidian cada uno de ellos.

Todos sus personajes son tan conflictuados con la vida que cuando lo ves es tan perfectamente humano y tan reconocible con lo que te pasa día a día que es imposible no identificarte.

Habla de la muerte, más que nada de su propio miedo y qué habrá después de eso. Otra cosa que me mata son sus personajes hipocondríacos. Si queres verlo en su máximo esplendor en todas estas categorías deleitate con Hannah and her sisters, donde confluyen todas sus neurosis juntas, miedo a la muerte, a que tiene una enfermedad grave…en fin, esas cosas que pensás a la noche cuando todo el cuarto está oscuro y tu marido ronca como una chancha al lado tuyo como si no hubiera un mañana.

En Deconstructing Harry, cuando Woody habla con su psicólogo y reflexiona que pasó por 6 psicólogos, 3 esposas y su vida amorosa sigue igual de compleja…es como cuando vas al psicólogo y hablas y hablas de las mismas cosas y ves que nada va a cambiar…gracias Woody por saber que seguiré hablando de mis mismos problemas sin solución, los próximos 20 años de mi vida.

El ingenioso capricho de hacer un musical en Everyone says I love you en donde seguimos los conflictos de una familia del Upper East Side tan llena de conflictos vanos y tontos pero tan entretenida de ver. Acá su hija le tira data para levantarse a Julia Roberts tras escuchar sus sesiones con la psicóloga por un agujero en la pared…brillante!

Segunda razón…es todo sobre las relaciones y sus maravillosos trucos para reflejar diálogos eternos.

Creo que él es el maestro en mostrar mejor que nadie lo complejas e irracionales que son las relaciones y cómo se llevan adelante con todos los condimentos de la vida cotidiana. Las películas en sí no muestran nada más que situaciones entre personas que no logran entenderse del todo porque aunque hablen y hablen…es la raza humana que no logra comprenderse. No hay finales felices, habla de la rutina llena de brillantes diálogos y la vida como es y termina como todo, sin soluciones mágicas sino lidiar con vos mismo.

Tenemos un millón de ejemplos en sus películas y es imposible no sentir que un poco habla de nosotros mismos y creo que ahí radica su magnetismo a ver siempre más aunque no todas sus películas sean buenas.

Y también digamos algo, conoce de la psicología femenina…ok…no la implementó en su vida personal  pero en las películas nos conoce mejor que nadie sino mirá esta escena de Annie Hall que describe a la perfección todo lo que les digo. Ah, no se me hagan la Samantha Jones que quieren sexo todo el tiempo porque les creo al 2% de la población femenina…no me jodan. Además Samantha no tuvo esposo al cual fumarse todos los días…así cualquiera tiene ganas todo el tiempo…lo dije, me cansaron.

O en Desconstructing Harrry…cuando su mujer psicóloga descubre que él  tiene un affaire con una sus pacientes y pelean mientras ella atiende a un paciente, muy bizarro. La mejor parte…él le dice que como trabaja en su casa escribiendo, no tiene lugar para conocer a otras personas por eso tuvo que recurrir una paciente de ella jajaja, es muy bueno y tan real.

En Manhattan murder mystery, Diane Keaton y Woody tratan de romper con la rutina de su matrimonio resolviendo un crimen al lado de su casa. Y lo que siempre nos pasa a las mujeres… preguntarnos cómo llegamos a que nuestra vida se tornara tan aburrida y hacer cualquier cosa para buscarse una emoción.

Tercera razón…bardear a los que creen que se las saben todas

Creo que esta es la razón que más me gusta porque me siento altamente identificada…odio a las personas que se las saben todas, pesados intelectualoides que nos quieren hacer creer que son re cultos y sus discursos están llenos de boludeces y extractos de libros de pensadores sin ser antes reflexionados por ellos.

Siempre pienso que cuando salen de su casa, llevan un papel consigo con frases importantes para meter en una conversación así la gente dice…ay, pero que culto que es este tipo…

Por eso, esta es mi tercera razón para amarlo porque hace todo en sus películas para vengarse de ellos y exponerlos a lo que son…nabos de la vida. Así es como hay que ponerlos en su lugar…sino miren.

Annie Hall

Midnight in París

O reírte un poco de los snobs tilingos, sí, esos que se van a Miami a comprar una cartera tan simple de Michael Kors y gastan USD 10,000…sino viste Small time crooks, mirala, está llena de este bardeo que amamos de Woody y pasan esas cosas cuando te dicen… esta obra de arte es maravillosa…ah sí, yo veo manchas negras…y te sentís un bruto pero es que de verdad no ves nada muy relevante.

Cuarta razón…amé NY a través de los ojos de Woody

Esto es así, Woody es New York y no hay vuelta que darle. No hay director, más allá de Scorsese, que pueda incluir a la Gran Manzana como un actor más dentro de la historia. Hasta antes que empezara a filmar en Europa, todas sus películas tomaban lugar en esa ciudad y en donde describía su amor por el asfalto citadino. Otra cosa en común con él!, me falta todo lo otro claro…pero bue…por algo se empieza.

La inolvidable escena de Manhattan

Manhattan Woody Allen

Quinta razón…trucos de magia

Ok, no son películas de Michael Bay que sale un Transformer de la nada a salvar el mundo pero Woody te puede llevar al universo de la magia en dos segundos. En algún lado, vi que él ama los trucos de magia y cuando era chico era fan…será por eso que es un tema que siempre trae a sus películas.

En Scoop, estamos frente a un mago y una extraña aparición en su caja, donde mete a los espectadores, que le revela a la bella Scarlett una primicia. De ahí en más, amá la relación no sexual entre Woody y ella, simplemente genial.

The purple rose of Cairo, donde se rompe realidad y ficción, un actor sale de la pantalla de cine para ver a esa tímida Mia Farrow que lo mira fascinada para tener una vía de escape de su horrible vida.

Magic in the Moonlight , Emma es una fake médium y Colin un ilusionista aclamado de los años 20, que no cree en lo mágico y todo lo racionaliza, hasta el amor pero todo eso se pone en duda cuando llega la potra de Emma.

Y por último, mi preferida Midnight in París…ay, debo decir que cuando fui a París quise ir a todos los lugares donde estuvo Owen Wilson y lo hice. Acá de manera mágica al mejor estilo Woody Allen, nos transportamos a los años 20 tan sólo sonando las 12…y haciendo que la nostalgia sea protagonista así como mi amada ciudad de las luces.

Esto es todo lo que puedo decirles de este genio…ahora, según leí por ahí, se viene una serie hecha por él, aquí estaré para verla, sentarme en mi sillón y reflexionar que no hay nadie que me comprenda tanto como Woody.

Si se les ocurre alguna razón más, nos dicen…

Dani • 23 Marzo, 2016


Post Anterior

Siguiente Post

Deja un comentario

Tu email no será publicado / Los campos necesarios están marcados con un *

ME COMPRE UN BUDA